Categorías
Uncategorized

Historia de ficción inspirada en la imagen digital #73 de @xpilar:Movimiento feminista radical «Exterminators of men» se propone eliminar el género masculino de la faz de la tierra.

![32FTXiZsHoAW6noHJDhrg3W8ZKHVFSsLYM859aTDCF8iErY6t5eLstEbXscTEp32yox7i4uHwe7iyFmP74xN4ibuoY9Tjk7pFszivDzwDKhNMJXZtwn1kH2iPPim2Rqx7q5hnUnNhcBpMPw4.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmdhLxDkQRpxUzRUVCLdgzT4pEJjYaY6AEqJb8irGPgg2p/32FTXiZsHoAW6noHJDhrg3W8ZKHVFSsLYM859aTDCF8iErY6t5eLstEbXscTEp32yox7i4uHwe7iyFmP74xN4ibuoY9Tjk7pFszivDzwDKhNMJXZtwn1kH2iPPim2Rqx7q5hnUnNhcBpMPw4.jpg)<center>La imagen es propiedad de @xpilar con su permiso para usarla en esta publicación</center>

![MI SEPARADOR.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmXZUfsz3ZALNCHPW8fUADwSEabFRzybyhUYCYZEPsenuT/MI%20SEPARADOR.png)

Hay ciertos temas que en el universo de la palabra escrita, debemos tocarlo con pinzas al momento de abordarlos en una historia de ficción, debido al impacto que ocasionan en la masa lectora. Dejan una huella impregnada de trascendencia en los folios de la historia.

Tales temas son los acontecimientos ocurridos en el mundo real, al leerlos plasmados en una historia desde la utopía, dirigida por la hipótesis de la ficción, causan un serio impacto en nuestra psiquis quedando impreso en nuestra memoria a largo plazo, transformando nuestra manera de ver la vida para siempre.

Sobre todo cuando en esos acontecimientos mueren gran cantidad de personas, nos estremecemos horrorizados, negados a dar crédito a tales acciones. Lo lamentamos tremendamente, y nuestro corazón sangra de dolor cuando es la naturaleza que arremete en contra del imaginario humano, pero nos queda un dejo de consuelo, porque lo reconocemos como un ajuste de cuentas de parte de ella al reclamar los abusos cometidos por el género humano, y el hombre lo acepta avergonzado con un mea culpa.

Pero cuando estas facturas la pasa el mismo hombre contra el hombre, y de la singular manera que lo hace un determinado grupo con ideas distorsionadas; el impacto social, psicológico, y sobre todo biológico y genético, no tiene aceptación de ninguna índole, aunque para el momento, hayan ganado muchos adeptos equivocados.

<center>**Muy a su pesar, reciben el más absoluto repudio de la génesis humana**</center>

Con el absoluto respeto que se merecen todas las mujeres que conforman los movimientos feministas del mundo, voy a contar esta historia desde la ficción, pero proyectándome hacia una posible realidad, en un supuesto que llegase a ocurrir, así me lo imagino y les confieso, que me pone a temblar, por las consecuencias devastadoras que traería para la continuidad de la especie humana en nuestro planeta.

<center>**Les cuento**</center>
![portrait-889365_960_720.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmeipp8fVeEvnfncjM3rd8CwZLxeYouxQDSE7RNhkq1AGw/portrait-889365_960_720.jpg)<center>[fuente](https://pixabay.com/es/photos/retrato-retrato-de-autor-asesino-889365/)</center>

En pleno centro de una urbe muy concurrida dominada por una masa poblacional muy gruesa, se levantó un movimiento feminista con ideales radicales en extremo, se hacían llamar las «**Feminacy»**, pero a medida que fueron extremando sus ideas y acciones, cambiaron su nombre a «**Exterminator of mens»**, «asesinas de hombres»; la agrupación conformada por mujeres en toda la exclusividad, caló rápidamente en la simpatía de todos los movimientos feministas del mundo, ganando adeptas rápidamente a nivel global.

En sus inicios, vendían a sus seguidoras mensajes de paz, amor y apoyo femenino entre ellas, en un mundo sin la presencia de los hombres que cometieron abusos contra su integridad femenina desde tiempo muy atrás en la historia, y hacían su vida agrupadas en pequeñas tribus dominadas por matriarcas con la ausencia total de su género opuesto, satisfaciendo sus demandas sexuales entre ellos y creando un «**Micromachismo»**, para suplir el trabajo duro que debía ser ejecutado por los aborrecidos caballeros.

Luego de un tiempo, tras la celebración de congresos multitudinarios a nivel global, se levantó en norte, centro y sur américa un movimiento más radical aún, que resolvió la exterminación total del género masculino para formar un imperio netamente del género femenino, y ponerle fin los constantes abusos, violaciones y agresiones provocadas por los odiados hombres.

Hubo mucha controversia opiniones encontradas, pero al final triunfó el radicalismo extremo.Se preguntaban muchas mujeres con instinto maternal, cómo harían para embarazarse, si los portadores de esperma serían aniquilados; les calmaron la ansiedad diciéndoles que existe suficiente esperma congelado en el mundo que satisfaría sus deseos de convertirse en madres, sin el estorbo de tener a un marido al lado.

_¿Y si nace un hijo varón? – Se preguntaban las futuras madres.

_ Esa opción no está contemplada…Respondían de manera determinante las líderes exterminadoras.

Se inició entonces una feroz cacería de hombres con el firme propósito de llegar a al exterminio total de su género, olvidando que son el banco seminal de la semilla reproductora de la especie humana, la mitad de la célula con la memoria genética de la creación, se olvidan que si existen el el mundo es porque son necesarios para que el mundo sea completo.

Seguramente un demonio apoyaba su mano en su enajenadas cabezas, opacadas por la tinieblas de la sin razón y un odio indiscriminado sin un mínimo de selectividad, olvidándose de garantizar la continuidad de la especie humana.

Sus cerebros cianóticos de radicalidad, fueron contagiando a más y más grupos femeninos extremistas que se dedicaron a cometer crímenes, acabando con la vida de los hombres por doquier.

Los hombres aterrorizados huían despavoridos con sus hijos a refugiarse en escondrijos por debajo de la tierra, allí construyeron bunkers subterráneos en el interior fangoso de las alcantarillas, donde convivían con los roedores para poder salvarse de la cruel matanza. Otros se iban a vivir a lugares apartados a lejanas islas, y al interior de la selva.

Pronto la ausencia de ese importante eslabón se hizo sentir, los bancos de semen se agotaron ante la monstruosa demanda de querer concebir hijos,aunado a la gran cantidad de nacimientos defectuosos que abortaron el sueño perfecto de las femeninas.

El mundo se tiño de un obscuro color gris de duelo y de carencia, algo le faltaba al mundo, éste cojeaba ante la ausencia de la fuerza viril, porque por mucho que las damas se esforzaban por suplantar a los hombres, la naturaleza no da saltos.

Ni ellas mismas se soportaban entre sí, sus fuerzas desfallecían, su eterno femenino se marchitó y se volvieron toscas y con un sesgo masculino torcido, cambiando de sexo, fabricando de penes artificiales, clonando engendros cual muñecos de fábrica, y creando andróginos jugando a ser dios, con muy malos resultados.

<center>**Y lo más grave, la especie humana estaba por extinguirse**<center>

Por suerte esas ideas radicales fueron cediendo espacio a la sensatez y a la cordura en la mente y corazón de mujeres con pensamientos objetivos, y poco a poco fueron convenciendo a la masa femenina, de que resulta comprensible el dolor y el resentimiento de muchas mujeres, víctimas de históricos abusos, pero que no por eso deben caer en generalizaciones y meter a todo el género masculino en un mismo costal, responsabilizándolos de cometer abusos contra su progenie.

<center>**Por lo que era el momento de detener semejante barbaridad**</center>

El hombre es tan valioso como la mujer, son el eslabón imprescindible para engranar la cadena evolutiva, es la pieza que encaja en el mismo rompe cabezas, representan la cimiente celular para mantener el equilibrio en la creación constante de la vida humana, el uno es el complemento del otro, dos células que hacen mitosis para repoblar una réplica de cada uno, como garantía de la existencia de la humanidad.

<center>**Fin de la Historia**</center>

<center>**Infinitas gracias por venir y a preciar**</center>

![FIRMA SINCRONIA DIVINA.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmbacP7p6dQ6MVC5jsmexbMXFZPjcpc13WNPTZj5Q983wo/FIRMA%20SINCRONIA%20DIVINA.png)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *