Categorías
Uncategorized

Concurso de nano literatura (semana 19)/Monólogo: Vacío iluminador, la nada en la totalidad.

![nature-3151869_960_720.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmWyD8GrK8PK5aWXBs7MF3Xqow3Qoaa8MhnYLMzR42CdYa/nature-3151869_960_720.jpg)<center>[fuente](https://pixabay.com/es/photos/naturaleza-forestales-%C3%A1rboles-luz-3151869/)</center>

![MI SEPARADOR.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmXZUfsz3ZALNCHPW8fUADwSEabFRzybyhUYCYZEPsenuT/MI%20SEPARADOR.png)

Hola amigos, es un auténtico placer estar de nuevo en este espacio creativo, me honra ser partícipe de la expansión de los horizontes del concurso, trazando nuevas aristas en el universo de la literatura. Agradecida a @acropolis y @templo por situarme en el sitial honorífico en el reto pasado, abrazos a todos los que también ganaron y a los que participaron en general, no importa si no ganamos, lo importante es que ninguno pierde en este desafío.

Les hago la invitación a los que todavía no se incorporan, especialmente a @yonnatang y @byercatire, sigan este link para que sepan como participar:

https://steemit.com/cervantes/@acropolis/convocatoriaalconcursosemanaldenanoliteraturasemana19yresultadossemana18-pbhhzp0wc6

A continuación mi participación:
°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°
Soy un estudiante de filosofía antigua, practico yoga, técnicas de concentración y meditación, con la finalidad de establecer un contacto más directo y real, con la fuente universal de todo lo creado, eso, que la mayoría de las personas le llaman Dios.
Les contaré una experiencia muy real que viví en una practica de meditación, donde realmente pude palpar la presencia de eso que llamamos creación.

Colocado en mi sillón favorito, escogido especialmente para hacer las prácticas de meditación, hice todo el proceso previo relativo a las respiraciones, la recitación de unos mantrams que ayudan a crear ese estado alfa necesario para ingresar a un estado superior de conciencia, entré en un estado de somnolencia profundo pero sin dormirme del todo.

Caminé hacia un cobertizo donde me cambié de ropa, con las vestiduras convencionadas exigidas para asistir a «unas fiesta del alma» (luego supe que así se llaman los encuentros con la fuente universal de todo lo creado).

Me vestí con una sencilla túnica de color amarillo dorado, ceñida en la cintura por un cordón blanco de macram, y los pies calzados por las sandalias de cuero, a la usanza del chela acólito, símbolo del peregrino que hoya la senda de la iniciación individual.

Todo indicaba que asistiría a una misa o a algún ritual de iniciación esotérica, porque vi a un grupo de personas en actitud contemplativa que hacían lo mismo que yo e ingresaban a un templo, en completo silencio con la vista al frente, las manos entrecruzadas a la altura del pecho.

Yo hice lo mismo, avancé hacia el pórtico del templo, con las manos en aspas a la altura de mi pecho. Antes de ingresar al interior del recinto, un acólito que hace las veces de guardián me detiene levantando una espada de acero, cuya empuñadura estaba adornada con grabados de unos símbolos místicos desconocidos por mí. El joven me habló con una voz baritona acaramelada, y me recitó una frase en latín que recuerdo perfectamente decía así:

<center>**Introibo at altare Dei (Ingresas al altar de dios)**</center>

Dicho esas palabras, bajó la espada y me permitió la entrada al recinto, cuyo interior lucía decorado de una belleza indescriptible, poblado de joyas y piedras preciosas, que descansaban en unas columnas de arquitectura grecorromana del estilo más puramente clásico.

Les confieso que tal majestuosidad y solemnidad mística, despertó en mi, sentimientos de plenitud y regocijo, una especie de felicidad, impregnada de gratitud y bondad, que me hizo desmantelarme en un copioso llanto propiciado por las más elevadas emociones.

Lloré como nunca lo había hecho, ni siquiera en el mundo real, el estado de misticismo y divinidad que allí se percibía era verdaderamente de esferas superiores, para experimentar luego, la más absoluta paz y quietud interior.

En ese estado de especial quietud y goce, no existían los problemas que cotidianamente nos abruman en el mundo tridimensional, ni las emociones negativas, ni estrés, ni necesidades fisiológicas de ninguna índole, sólo goce espiritual, con razón le dicen las fiestas del alma.

Sepan estimados amigos, que dicho estado según supe después, cuando regresé al mundo físico nuevamente y me dispuse a indagar, me enteré que se trataba de un estado de conciencia al que se le llama vació iluminador, una especie de estado plus a la que es capaz de llegar la conciencia cuando se abren los espacios para contactar con lo esencialmente divino y obtener información directa de la memoria de la naturaleza, sus leyes y su comportamiento.

Se le llama vacío iluminador porque se ingresa a un estado donde estamos desprendidos delos elementos de la gravedad, de lo denso y pesado porque allí en ese estado las leyes físicas se simplifican y los centros de nuestra mecánica humana, el centro intelectual, el emocional y el instintivo se unifican para sólo ser una comunidad de átomos organizados, al servicio de nuestra alma.

¿No les parece hermoso amigos alcanzar ese estado de vacío para el despertar?

Ese vacío es a la vez el todo, lo experimentan los yoguis, los budistas es el tao o el logos del que hablan los Indostanes.

No quiero decir con esto amigos, que soy un experimentado atleta en el arte de la meditación, creo que fue un estado especial que me concedieron seguramente los de mas allá, para darme un respiro en este complejo mundo del más acá.

De todas formas, no está demás intentarlo, prueben ustedes a ver, como les va.

<center>**Gracias por escuchar mi experiencia estimados amigos**</center>
°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

![FIRMA SINCRONIA DIVINA.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmbacP7p6dQ6MVC5jsmexbMXFZPjcpc13WNPTZj5Q983wo/FIRMA%20SINCRONIA%20DIVINA.png)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *