Categorías
Uncategorized

Contrauniverso o inframundo: La otra parte del cosmos que habita por debajo de nuestros pies.

![ghosts-3391908_960_720.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmcAuB6aLe4E5zJMrpJgsg81wRf3JRVaq4uyWCBB5sSZLS/ghosts-3391908_960_720.jpg)<center>[fuente](https://pixabay.com/es/photos/fantasmas-almas-la-muerte-la-luz-3391908/)</center>

![MI SEPARADOR.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmXZUfsz3ZALNCHPW8fUADwSEabFRzybyhUYCYZEPsenuT/MI%20SEPARADOR.png)

Así como existen mundos, galaxias, sistemas solares, planetas, exoplanetas, planetoides y demás organismos en el cielo, ese supra mundo que habita por encima de nuestras cabezas, también existe una contra parte de todo ese mundo por debajo de la planta de nuestros pies.

Vivimos una existencia binaria enmarcada en la antítesis y la dualidad, escuchamos constantemente la frase que reza»como es arriba es abajo», señal inequívoca que toda esa feria mecánica que opera allá arriba, a la que los expertos denominan **Supramundo (evolución)**, se desdobla en un mundo que pulula allá abajo, pero de manera contraria, **Inframundo**, en el que rigen un conjunto de leyes físicas, químicas y humanas, pero con un grado muy elevado de densidad **(Involución)**.

Muchos teólogos, filósofos, antropológos y espiritualistas hablan que ese denso mundo es el inframundo, o infierno, en la mayoría de las religiones, por no ser totalitario y no decir que en todas, se habla del infierno, **en latín infernum, o inferus, que traduce por debajo de, o subterráneo**, en el idioma hebreo lo denominan **Seol**, en Griego, **Hái-des**, y que según muchas posturas religiosas, es el lugar donde van a parar las almas de los pecadores después de su muerte.

![jesus-4201483_960_720.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmVvBe2sm6BZPgrsQk1LAWcwohM49yehUb3YVaPtnyNKxx/jesus-4201483_960_720.png)<center>[fuente](https://pixabay.com/es/vectors/jes%C3%BAs-cristo-tentaci%C3%B3n-l%C3%ADnea-arte-4201483/)</center>

<center>**Es el tártaro de los Griegos, el **Hell-heim**, el infierno para ellos fue un vasto reino dominado por Plutón y su esposa Proserpina.**</center>

De los Nórdicos, para los Celtas, Hindúes, Egipcios y otras corrientes religiosas es el **Inframundo**.

Para la teología católica es considerado un estado de sufrimiento, y se anula cuando la persona fallece y va al cielo. Para los Judíos es Sheol, o estado neutro temporal.

El filósofo historiador Francés Voltaire (1694 – 1778) se refiere al tema aludiendo a la inspiración de los poetas y escritores Griegos y latinos, señalando que ellos abordaron el tema extensamente, el filósofo explica que los Griegos plegaron el concepto de infierno a la ecuación o ley del tres; asignaron tres consejeros de estado (Minos, Eaco y Radamanto), tres jefas de gobierno llamadas las tres furias, tres parcas para hilar y cortar el hilo de la vida del hombre, un perro con tres cabezas, compañero de Plutón (Can cerbero). Los consejeros estaban destinados a juzgar a Grecia, Asia Menor y Europa.

<center>**Lo primeros que tocaron el tema de los mundos infiernos sin la acostumbrada connotación religiosa fueron los poetas y escritores clásicos de la antigua Roma, el poeta Virgilio, se encargó de mencionarlos unas veces en tono serio como en **»La Eneida»**, y otras veces en tono satírico y burlón como en **»Las Geórgicas»**.**

![falling-4811649_960_720.webp](https://cdn.steemitimages.com/DQmX4EXELgPuotFzDiZpzjmub5dTy9uL6g7TT3xmBdTYU5k/falling-4811649_960_720.webp)<center>[fuente](https://pixabay.com/es/vectors/cae-t%C3%A1ntalo-infierno-castigo-4811649/)</center>

En ese mismo tono sarcástico hacían Horacio, Lucrecio, Cicerón Y séneca, quizás como una forma de calmar a sus lectores que no era motivo de preocupación, le daban un tono menos enfadado al tema. Cicerón por ejemplo decía en público en sus discursos de oratoria, que «No hay ninguna vieja que se crea ese cuento del infierno»… que eran solo fábulas ridículas para causar impresión en la sociedad.

![poseidon-1621062_960_720.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmWR6arUysRJb4eKomtw3B4Y39HhLFjN4gbmZ2A9sCY7G1/poseidon-1621062_960_720.jpg)<center>[fuente](https://pixabay.com/es/photos/poseid%C3%B3n-mar-fondos-de-escritorio-1621062/)</center>

El poeta florentino **Dante Alighieri** en su magna obra **»La Divina Comedia»**, es quien se refiere con mayor vehemencia a esta región mineral sumergida, specíficamente el los tres primeros, de los 33 cantos de los que se compone la obra, aunque en toda su extensión predomina un ambiente surreal, en el que describe a detalle esa contraparte del universo, cuyo proceso se rige por la decadencia e involución de la especie humana.

<center>**El poeta describe el descenso a los mundos infiernos, lo escribo en plural porque son varios mundos, nueve en total, que están dispuestos, según lo describe en forma de una espiral cónica, y en cada círculo de esa espiral habita un mundo infierno, una especie de cárcel, cada celda está clasificada según la pena o pecado cometido por el infractor, encontramos así celdas o círculos para los lujuriosos, para los asesinos, para los golosos, para los avaros, en fin toda una ciudadela carcelaria para que cada infractor pague su pena.**</center>

El criterio usado para elegir el castigo o la condena que debía pagar el individuo, era a través de **la ley del Contrapaso**, que era un principio que regulaba la pena de los condenados por el contrario de su culpa o por analogía a ella, algo así como tomar una taza de su propio chocolate.

<center>![opus-dei-b146620c3fb3e5464f36fbce0ca49626.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmf3xneH9qr8fZywyqJHvJrhobTeXsJQ2tb579dex5qj75/opus-dei-b146620c3fb3e5464f36fbce0ca49626.jpg)</center><center>[fuente](https://opusdei.org/es-cl/article/cielo-purgatorio-infierno-difuntos/)</center>

Tales castigos o karma, como lo llaman las culturas orientales, son el resultado de sus malas acciones cometidas por los hombres en el mundo físico, cuando infringen las leyes (pecados capitales), y cometen delitos contra la vida y contra natura.

<center>![opus-dei-55fbfe7684fa416b6cbfbf4e8db12395.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmSgoEBMeSamtVxR3JKSFH4hBk4W5JaNmA4UHHikKRdHgc/opus-dei-55fbfe7684fa416b6cbfbf4e8db12395.jpg)</center><center>[fuente](https://opusdei.org/es-cl/article/cielo-purgatorio-infierno-difuntos/)</center>

Le preguntaron en una ocasión, sus seguidores a un líder espiritual Colombiano, El Señor Arnoldo Gómez, quien explicaba ampliamente este aspecto de la existencia humana, que él hablaba de un mundo intraterreno donde reposaban las almas de los pecadores desde donde purgaban sus penas, pero, que habían hecho perforaciones muy profundas hacia el centro de la tierra por parte de compañías mineras y petroleras, sin embargo jamás se han encontrado vestigios de la existencia de ese mundo:

<center>**¿dónde se encuentra entonces ese mundo?**</center>

El respondió a sus discípulos, que en el mundo tridimensional (largo, ancho y alto), existen dimensiones superiores, las que comúnmente llamamos el universo celestial, y existen también, por debajo de esa tercera dimensión en la que habitamos, dimensiones inferiores o infiernos que se encuentran en la epidermis de la tierra.

Los discípulos le confrontaban diciéndole que hasta ahora ningún libro ha hablado de esa existencia material en el centro del planeta.

Él espiritualista explicaba que esas regiones se encuentran en planos más sutiles de la 3D y que puede llegarse a ellos a través de la práctica experimental, poniendo en funcionamiento los chacras o discos de luz auxiliares de los cinco sentidos de nuestro cuerpo físico.

según las afirmaciones del doctor Bonomi, un Hipnoterapeuta, especialista en reprogramación mental, donde él señala que muchas veces ingresamos a esas regiones infernales cuando estamos dormidos y sufrimos una pesadilla, bien sea porque ingerimos una comida pesada, o tuvimos mucha actividad mental durante el día, y nos acostamos enseguida, ocurriendo que ese estado indispuesto de nuestro cuerpo, conecte con esas subregiones (**»Morada de Plutón»**),
de nuestro planeta a través del **Infraconsciente.**

![Pur_02_dore.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmVTDjLFNLrfLEywkSVBBmZQbobhVXMZ3wfWuxjLBitkAZ/Pur_02_dore.jpg)<center>[fuente](https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/55/Pur_02_dore.jpg)</center>

**El infraconsciente humano**, añade Bonomi, es esa parte de baja frecuencia energética que conectamos cuando estamos en un estado emocional negativo, cuando entramos en depresión, o cuando usamos el verbo negativamente. Por ejemplo cuando lanzamos maldiciones o insultamos a alguien llenos de odio y de ira, o cuando despertamos en nosotros deseos de venganza, en fin son esas emociones negativas terriblemente auto destructivas, que al quedarnos dormidos, conectan con átomos de frecuencia muy densas, que propicia que atraigamos esos episodios negativos a nuestro subconsciente.

![alucinaciones-suec3b1os-y-pesadillas.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmRPeTXJeyT1CvrPDW3gmTxJKVuraroYzcBKrh8EMxvro5/alucinaciones-suec3b1os-y-pesadillas.jpg)<center>[fuente](https://estrellasur.files.wordpress.com/2013/12/alucinaciones-suec3b1os-y-pesadillas.jpg)</center>

De modo que, habitamos en un universo de dualidades y lo internalizamos también en nuestro universo interior o microcosmos, atendiendo a la ley de las analogías «como es afuera es adentro», hay mucho por descubrir, mucho que investigar y experimentar; por lo pronto, dejemos abierto el beneficio de la duda, esperemos que nos depara el futuro con estas posibles realidades, en las que quizás encontremos respuesta más pronto de lo que pudiéramos pensar.

<center>Hasta aquí amigos mi trabajo sobre el particular, espero haya sido de su agrado y les agradecería que se expresaran en los comentarios</center>

## <center>Infinitas gracias</center>

![FIRMA SINCRONIA DIVINA.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmbacP7p6dQ6MVC5jsmexbMXFZPjcpc13WNPTZj5Q983wo/FIRMA%20SINCRONIA%20DIVINA.png)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *