Categorías
Uncategorized

Las realidades fractales emanadas del espacio abstracto absoluto, que se coagulan en el mundo físico para dar forma a la creación.

![MI SEPARADOR.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmXZUfsz3ZALNCHPW8fUADwSEabFRzybyhUYCYZEPsenuT/MI%20SEPARADOR.png)

La verdad universal es un impulso del pensamiento divino, que surge de la mente cósmica al ejercer su proceso de expansión cuando se pronuncia un latido, un pensamiento superior o la manifestación de un sentimiento verdadero emanado de una emoción superior.

Kapoesis y abidión (ellos son autoridades cósmicas de la galaxia de Antares), son los encargado de tejer la red biológica de los seres vivos que cristalizan su forma anatómica en el plano físico, poblado por los cuatro reinos que habitan nuestro estrella azul terrestre.

Dicha red se coagula en el mundo tridimensional, en forma de un fractal de luz vital y se inocula en los seres vivos al momento que éstos realizan la primera inhalación cuando son expulsado por el útero materno (alumbramiento).

<center>**Todo en el universo es geometría y un compendio cifrado de guarismos autosimilares en sus partes, que al fusionarse,conforman su totalidad**</center>

Justo en ese instante, ingresa el alma en los seres vivos con la primera bocanada de aire que inhalamos al momento de nacer. este proceso se repite de forma idéntica, en los animales, en las plantas y hasta en la más ínfima expresión de vida, que respire; por minúsculo que éste sea, posee alma.

<center>**La materia se transforma, el alma es inmortal**</center>

El alma, forma parte de la sagrada familia universal que crea los patrones de la materia, ambas, trazan el camino mental del espíritu, el emocional del corazón y el físico del cuerpo en una animada danza rítmica estelar. Una vez engranados en una secuencia de átomos organizados, crean como resultado, el hombre y la mujer que somos hoy coexistiendo, en una mancomunada cadena de palíndromos cuánticos.

Desde ese océano de luz, se libera el material anímico de la humanidad regido por orden y equilibrio, centelleando como una radiante esfera, expulsada desde el absoluto por una potente fuerza centrípeta, necesaria, para que pueda ingresar a la atmósfera terrestre.

El universo como fractal,si lo concebimos a grandes escalas, nos resultaría imposible de imaginar.

Traer al planeta Júpiter a escala real, por ejemplo, en su absoluta y real dimensión, sería una idea tirada de los cabellos, pues se interponen millones de años luz que nos distancian de esa realidad, sin embargo, podemos llegar a comprender su morfología como una gigantesca esfera viajando presurosa por el manto sideral de la galaxia.

Si desglosamos las partes de ese todo, a escalas menores de divisibilidad, como propiedad de infinitud que tiene la naturaleza sobre si misma, lograríamos tener una importante comprensión de ese cuerpo planetario, mediante el análisis fractalizado de su morfología.

Galileo Galilei expesaba, que debemos formarnos una imagen de los cuerpos físicos que integran la materia en el cosmos infinito, y que la forma precisa de hacerlo, es a través de la ciencia de las matemáticas, la herramienta perfecta para descifrar el misterio del comportamiento fractal en el espacio tiempo.

De los que a través de su comportamiento operativo en el universo, hemos aprendido que todo cuerpo tridimensional, es una sucesión de infinitos planos bidimensionales, que a su vez esos planos bidimensionales, son una infinita sucesión de líneas rectas., y éstas, una infinita sucesión de puntos, los que a su vez, no tienen ni área, ni volumen, ni longitud.

De la misma manera opera la vida y la naturaleza, cada acontecimiento que ocurre en un determinado tiempo y espacio, no es más que la infinita sucesión de instantes, situados uno, al lado del otro.

Tal explicación me hizo recordar un **coan** que en mis momentos de meditación resuena en mi cabeza, y hasta ahora es que lo vengo a comprender. Los **coanes**, son preguntas sin respuesta aparente, que vienen a nuestra mente cuando meditamos e intentamos aquietar la mente, en el afán de experimentar el vacío iluminador.

El **coan** que resuena siempre a mi mente en esos momentos de introspección es el siguiente:

## <center>**Si todo se reduce a la unidad, la unidad, ¿a qué se reduce?**</center>

<center>**¡Eureka¡**</center>

Justo en este instante la lógica me revela, que así como las matemáticas poseen cualquier cantidad de elementos infinitos, el universo ha de tener la misma infinitesimal cantidad de elementos, llevándonos como parte de esas partículas, a indagar sobre el mundo más pequeño del universo, el microcosmos; descomponiendo la materia en partículas cada vez más pequeñas, primeramente en moléculas,después en átomos, luego éste, se desglosa en partículas sub atómicas y éstas a su vez, en partículas más pequeñas o fraccionadas.

Tales afirmaciones me llevan a comprender que somos una realidad dentro de otra, en la que que gravitamos como la minúscula porción de una existencia immanifestada, en una constante interrelación indisoluble, dentro de la fuente universal de la creación.

<center>…Tales afirmaciones me trasladan a la película **Matrix** y las escenas de las realidades paralelas…</center>

Quizás la confusión de los **terraplanistas** es porque desglosan un cuerpo geométrico ampliando y disminuyendo su escala cuya estructura no siempre es apreciable a simple vista.Pues para obtener una visión completa de ese cuerpo, deben desglosarlo en partes o fractales, a fin de obtener un rango infinito de escalas de dicho cuerpo.

Como conclusión y cierre a estas reflexiones, que no pretenden ser un artículo científico,sino más bien un ejercicio introspectivo sobre todas las cosas del universo que no me resultan indiferentes,apelo a las afirmaciones del matemático Polaco, **Benoit B.Mandelbrot** cuando señala que **»El fraccionario – decimal, es necesario para logar la unitaria totalidad cósmica»**.

Esperando que para ustedes también se abra un paréntesis reflexivo y podamos disertar en opiniones y puntos de vista en los comentarios.

## <center>Infinitas gracias grandiosos amigos</center>

![FIRMA SINCRONIA DIVINA.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmbacP7p6dQ6MVC5jsmexbMXFZPjcpc13WNPTZj5Q983wo/FIRMA%20SINCRONIA%20DIVINA.png)

Las realidades fractales emanadas del espacio abstracto absoluto, que se coagulan en el mundo físico para dar forma a la creación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *