Categorías
Uncategorized

Reto12votos semana 75-Pecados capitales // Confesiones de una pecadora con trastorno de personalidad múltiple.

![chains-433543_960_720.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmW1sPHGrXZesQjoVQ4gTNPZJktGtPc4fZdJKLQH1aZmPQ/chains-433543_960_720.jpg)<center>[fuente](https://pixabay.com/es/illustrations/cadenas-capturado-psique-mujer-433543/)</center>

## Hola estimadísimos amigos de @club2, esta es mi primera participación en el reto#12 votos, gracias a la cordial invitación que me ha hecho mi estimadísima amiga @issymarie25, quien en reiteradas oportunidades me la había hecho, pero créanme que no había tenido oportunidad en medio de tantos compromisos.
Cliquea en este enlace y podrás ver de que se trata : https://steemit.com/spanish/@club12/reto12votos-semana-75-pecados-capitales

<center>**Y…**</center>

<center>**Aunque muy pecadora que soy, me esfuerzo por cumplir con mi palabra y ser responsable**</center>

<center>**Así que lo prometido es deuda, y aquí voy con mi participación**</cente>
***********************************************************************************************************************
Según las enseñanzas orientales de las antiguas civilizaciones, cuyas principales testimonios reposan en las sagradas escrituras de las diversas religiones que pueblan el orbe mundial, los pecados capitales son la antítesis de las virtudes humanas, que surgieron como consecuencia de la desobediencia del ser humano al romper sus relaciones «diplomáticas», por decirlo de manea más moderna, con su demiurgo creador del universo.

Pues cuentan la historia, que al inicio de la creación de la humanidad, los seres creados era inefablemente puros e inocentes, sin el menor atisbo de maldad ni corrupción.

Lo que me pone a pensar, que tal ruptura no surgió de manera arbitraria, sino que a medida que la humanidad se fue volviendo «más humana», condición necesaria para convivir con la ferocidad del mundo, que significa habitar en la tierra y no morir en el intento, donde nos encontramos con cualquier cantidad de vicios y pasiones, ¡pues así es el mundo hombre!

Entonces, como mecanismo de protección, el hombre le fue inoculado en su país psicológico, eso que se llama pecado.

Porque eso de ser un dechado de virtudes puramente, sería carne fresca para los hambrientos leones de la vileza y la tiranía, ¿vale?

Es por ello que se hace necesario investirse de un «poquitillo» de maldad y equilibrar la balanza, para poder garantizar nuestra existencia en nuestro amado planeta, sin salir trasquilados.

<center>Ok, mi humana persona no esta exenta de poseer ambos agregados psicológicos (virtudes – pecados) dentro mi país interior</center>

<center>Solo que….

…un poquitillo exaltados…</center>

Por lo que muchas veces, esa delgada línea que se llama equilibrio se diluye sin darme cuenta y ambos principios (virtudes y defectos) se entremezclan frecuentemente, mostrando polaridades en mi personalidad verdaderamente extremas, por lo que muchas veces presumo que padezco de algún trastorno de personalidad plural, sin ni siquiera planearlo.

<center>Como ejemplo les mostraré algunos</center>

Todo obedece a las circunstancias que se me presenten en mi vida diaria, por ejemplo si veo o presencio, una situación de injusticia donde hay alguien que abusa de su poder, o de su autoridad sobre otra persona más vulnerable, no dudo en asumir la personalidad de un sujeto iracundo e ir en su absoluta defensa, como la violenta crecida de un río que arrasa todo a su paso llevando consigo, piedras, troncos y demás armas ofensivas, para luego pasar en cuestión de segundos, a ser un remanso de las aguas más tranquilas, del más apacible de los lagos, donde todos quisieran sumergirse.

Otro ejemplo sería, lo intensa y febril que me comporto en ocasiones, en asuntos de amor y sexo, acrecentando mi lujuria exponencialmente, cual mujer fatal en su guarida; encantando a su pareja con seductores artilugios, hasta arrastrarlo a mi cueva a beber el elixir del placer en la peligrosa copa de la tentación.

Y luego, convertirme en la cándida vestal del Olimpo, investida con la sedosa y blanca túnica de las virtudes y la castidad.

En asuntos financieros, suelo ser normalmente austera, ahorrativa y responsable con mis ingresos, tengo agendados los gastos, las ganancias y uno que otro gasto extra, pero hay veces que me posee el demonio del despilfarro, y gasto como loca, como si todos los días fuera viernes negro, corriendo una maratón en los comercios, queriendo acaparar toda la existencia de la mercadería.

Algo similar me ocurre también con la comida, en el que la pecaminosa gula come con desenfreno manjares y tentaciones, que son un verdadero atentado para la salud. Pero luego llega la virtuosa doncella vegana y ecológica, dispuesta a resarcir el mal, incorporando deliciosos y saludables platos a mi dieta diaria.

Y así amigos pudiera escribir renglones y renglones, de la naturaleza antitética de mi personalidad, pero por fortuna tengo en mi psiquis un valor agregado que se llama conciencia, la que me permite equilibrar nuevamente la balanza, a fin de ponerle límites a los excesos y extraer la síntesis de ambos estados psicológicos.

En conclusión, pienso que la naturaleza humana la conforman dos caras de una misma moneda, en la que una es superior y la otra es inferior, y somos nosotros los que decidimos a cual seguir, desencadenando fuerzas de las que seremos beneficiarios o víctimas.

Somos beneficiarios además con un libre albedrío, una moneda adicional, con la que podemos apostar a nuestro destino y elegir, de qué lado de la historia queremos estar.

La experiencia me indica, que no está mal dejarse llevar por los pecados, pero en su sabia y justa medida, a fin de sobrevivir en nuestra naturaleza humana, pero entiendo además que no debemos quedarnos enganchados y acostumbrarnos a vivir en su dimensión estacionaria, sino, extraer su esencia y continuar hacia la evolución, en la búsqueda de ser mejores humanos cada día, pero con una pizca de pimienta y sazón de pecado.

<center>Bien amigos hasta aquí mi trabajo con los pecados capitales, espero sea de su agrado y gracias por su visita, les abrazo en la distancia</center>

![FIRMA SINCRONIA DIVINA.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmbacP7p6dQ6MVC5jsmexbMXFZPjcpc13WNPTZj5Q983wo/FIRMA%20SINCRONIA%20DIVINA.png)

Reto12votos semana 75-Pecados capitales // Confesiones de una pecadora con trastorno de personalidad múltiple.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *