Categorías
Uncategorized

History ficction – Naufragtizaje: La historia de un náufrago que amarizó en un mundo acuático paralelo .

![boot-367490_960_720.jpg](https://cdn.steemitimages.com/DQmURmvcTwH39RnJesjGyDrUQgFc2WbM62qkwSQim5jNXdi/boot-367490_960_720.jpg)<center>[fuente](https://pixabay.com/es/photos/barco-mar-aventura-atl%C3%A1ntico-367490)</center>

![MI SEPARADOR.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmXZUfsz3ZALNCHPW8fUADwSEabFRzybyhUYCYZEPsenuT/MI%20SEPARADOR.png)

<center>**NAUFRAGTIZAJE**</center>

***********************************************************************************************************************
Levitando, ondulando, oscilando, entre ondas marinas, mi piel arde abrasada por el inclemente calor de los rayos solares, mis párpados permanecen replegados como dos conchas de ostras sin poder abrirlos, por el punzante calor y el salitre, no sé si estoy vivo o estoy en una espiral descendente, en algún círculo del inframundo, como un difunto errante en la barca de Caronte,sin un **óbolo** con que contar para pagar mi contribución al ingreso al **Hades.**

_!A…Amigos, amigos! ¿están allí?, ¡no los oigo! – llamaba a mis compañeros de viaje a ciegas, quienes se aventuraron conmigo dentro de la pequeña embarcación, que aunque pequeña, estaba aprovisionada con toda la ornamenta necesaria a prueba de tormentas y demás embates marinos.

*Una fría y nocturna noche de Agosto zarpamos por el océano muy cerca del territorio panameño, bordeando en medio del **Caribe**, cuando nos sorprendió un tormenta con fuertes vientos huracanados, bamboleando la embarcación como si se tratara de un a diminuta barquilla de papel, alejándonos a ínfimos kilómetros de tierra firme.*

*Eramos cuatro amigos aficionados a la pesca y a todo lo concerniente al mar. Teníamos por costumbre que cada inicio del mes, nos abandonábamos a la aventura de navegar mar adentro, hacia el **gran cementerio azul**, había escuchado esa expresión otras veces, pero hasta ahora no le había prestado atención, solo ahora me percato, que es un gigante traga vidas de todas las especies y formas existentes que pudiéramos imaginar.*

*Mis compañeros no contestaban, mientras continuaba con la duda que me perturba la razón, si seguía vivo o había atravesado el umbral de la muerte, aunque si era la muerte, se parecía mucho a la vida, porque experimentaba dolor, angustia, duda o sería que esas sensaciones viajaban más allá del cuerpo físico, siendo una característica del alma, o del espíritu, qué se yo.*

*Mientras mis pensamientos me mantenían en esas disertaciones, una fuerte sacudida me obligó a abrir los ojos abruptamente, para ver como un círculo de agua iba rodeando la pequeña barquilla que me sostenía temblorosa y cada vez más débil. el círculo rápidamente se duplicaba en ondas que se iban engrosando con la fuerza del agua, multiplicando rápidamente las ondas que en segundos se transformaron en un vigoroso remolino, succionándose hasta el fondo, desconectándome furiosamente de mi vehículo, hasta tocar el fondo del mar.*

*A medida que descendía por una especie de tobogán de agua, me dí cuenta que podía respirar en medio de la densidad acuosa y aunque tragaba agua por la intempestiva turbulencia, mis pulmones ni mi estómago colapsaron, lo que aumentaba mi temor de haber pasado a otra forma de vida.*

*Luego de ese largo descenso, logré amarizar en una especie de ciudad acuática, donde la belleza y el esplendor, conmocionaron mis sentidos, mis ojos auscultaron una diversa cantidad de tonos azules, que viajaba desde el azul celeste más claro hasta el intenso y profundo índigo, pasando por ondas marinas de color turquesa y el hermoso color lavanda, en la que cada degradación cromática era dueña de una vida propia.*

*Asustado, en medio de ese abismo azul verdoso, con destellos magenta y violeta, me detuve en seco y me hice consciente de mi respiración preguntándome cómo demonios podía respirar bajo el agua. Estado de conciencia que me duró muy poco al pasar frente a mí, levitando entre burbujas, un cementerio de naufragios, ocurridos en la superficie en tiempos pretéritos.*

*Vi pasar ante mis ojos, **El buque Mercante Encarnación** que se hundió durante una tormenta en 1681, en estas mismas aguas territoriales panameñas.*

*a su lado flotaba como un espectro el que en 1714,** el infame navío Barbanegra**, quien obligó ala tripulación del barco que era de origen Francés a abandonar el barco y adueñarse de sus riquezas.*

*Sin salir de mi asombro y del éxtasis que me abrumaba, ante el magnífico espectáculo que se celebraba ante mis ojos, pude ver uno tras otro, los naufragios que se han sucedido a lo largo de la historia de la humanidad. Por mencionar algunos, sin restarle mérito a los demás, pude ver **Al buque Ballenero Essex** el que en 1821 fue embestido por un cachalote, haciéndolo naufragar. Este naufragio en particular, fue la fuente de inspiración del escritor **Herman Melville** para escribir su obra **Moby dick**, el gigante cetáceo también lo vi desfilar detrás el fantasma del navío.*

*Conozco la historia de todas esas embarcaciones porque como amante del mar, me dediqué a estudiar todo lo concerniente a su universo marino y conservo fresco en mi memoria ciertos acontecimientos sobresalientes de su ecosistema oceánico.*

*Por supuesto que vi pasar ante mi, al legendario **Titanic** flotando fantasmagórico y gélido, sin rumbo ni objetivos trazados, sucumbiendo en su soberbia, provocadora de su fatídico desplome.*

*Y así fui presenciando episodios y episodios, en esa atmósfera ingrávida atmósfera líquida, con una agradable sensación de ligereza, que me hacía olvidar paulatinamente de dónde venía, por lo que me fui acostumbrando rápidamente, a esa nueva forma de vivir.*

En la medida que me fui convirtiendo en un habitante más de ese mundo, fui comprendiendo a sus habitantes y su modus vivendi, quienes eran tan iguales como lo son en mi mundo terrestre.Con sus variadas especies, con los mismos patrones de coexistencia y supervivencia, agrupados en comunidades pero, con la gran y extraordinaria deferencia de que existía un absoluto respeto por todas las formas de vida, sin que una, tuviera que comerse a la otra para sobrevivir; primeramente porque el sistema de alimentación en ese ecosistema era totalmente vegetariano, a base de especies vegetales que no formaban parte de la cadena alimenticia de la evolución y después por la la manera de pensar, sentir y actuar, que convertían ese mundo paralelo al mío, en un universo situado, en una escala de evolución superior.*

*Ahora comprendo, por qué el océano es tan inmenso, ahora sé porque ocupa una importante extensión geográfica en nuestro planeta, descartando de mi mente esas teorías ingenuas que afirman que las expectativas de vida en la tierra son reducidas porque el mar lo cubre casi todo. Claro, la mayoría ignora la existencia de ese vasto universo que habita simultáneamente en el planeta.*

*Un mundo inimaginable de recrear en nuestras mentes tridimensionales, porque hace falta expandir nuestros hemisferios cerebrales, al máximo de su elasticidad, explorar el resto de las dimensiones superiores que van más allá de lo tangible, desarrollar nuestro espíritu como un vehículo habitante del alma universal, de la que todos somos poseedores, pero que por andar concentrados sólo en el objetivo de poseer sólo cosas materiales, transitamos por la vida con una venda en los ojos, incapaces de ver más allá de nuestra nariz, perdiéndonos las infinitas posibilidades que nos ofrece el vasto universo de vivir y ser inmortales.*

*Desconozco cuanto tiempo permanecí allí, esa es una de las características de esos mundos, que el tiempo es relativo, como ya lo demostró nuestro amigo Einstein, y es posible que sólo haya durado unos segundos, como también pudo pasar que pasé allí mucho más tiempo.*

*En uno de esos instantes, en el que pernoctaba en la aldea acuática de unos habitantes semi humanos, quienes ya se habían adaptado a las condiciones de ese mundo, cuya configuración física la conformaban pequeñas aletas traslúcidas; respiraban por branquias y sus ojos eran uno enormes discos con la pupila dilatada, a fin de adaptar la retina a la luz de las profundidades. Dormitaba en una especie de estado alfa, cuando fui interrumpido por un ligero susurro por uno de ellos, avisándome que tenía visita.*

*¡Eran mis amigos!, vaya sorpresa y alegría que sentí al verlos, y entre abrazos y sollozos, abrimos el panel de preguntas que se arremolinaban y colisionaban entre sí, ávidas de respuestas, las cuales fuimos entregando luego de pasar a un estado de mayor sosiego.*

*Mis amigos llegaron a tierra firme arrastrados por la tormenta, lo que explica la razón por la que me quedé anclado en la pequeña barca y realicé ese **naufragtizaje**, le llamo así porque lo que experimenté fue un naufragio – aterrizaje en el mar, ya que naufragué pero aterricé, mejor dicho amaricé en el fondo del océano en la pista de un mundo intramarino.*

*Mi amigos no se conformaron con la respuesta de las autoridades costeras del tierra firme, en la que les decían que ya habían agotado todos los intentos de búsqueda y emprendieron la travesía por ellos mismos. Por supuesto que los habitante del mundo paralelo cooperaron con ellos para lograr dar conmigo y es por ello que a propósito, me colocaron en esa aldea, que era una especie de isla donde podía ser más visible a mis amigos, donde efectivamente me encontraron.*

*Ahora más que nunca amo el océano y todo cuanto en él coexiste, se ha convertido para mí en una obsesión la de buscar y buscar entre libros y la web, la ubicación geográfica de ese extraordinaria civilización intramarina, pero no me ha ido posible dar con ningún vestigio de su existencia.*

*Es posible que se encuentre en otra dimensión desconocida aún, para nuestros sentidos físicos, y que para poder encontrarla, tengamos que desarrollar nuestra anatomía extrasensorial. Mientras, me queda la satisfacción y la absoluta certeza de que estuve allí y que ese mundo es real.*

<center>**Fin de la Historia**</center>

<center>INFINITAS GRACIAS AMIGOS POR VENIR</center>

![FIRMA SINCRONIA DIVINA.png](https://cdn.steemitimages.com/DQmbacP7p6dQ6MVC5jsmexbMXFZPjcpc13WNPTZj5Q983wo/FIRMA%20SINCRONIA%20DIVINA.png)

History ficction – Naufragtizaje: La historia de un náufrago que amarizó en un mundo acuático paralelo .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *